15 de marzo de 2012

Agua ozonizada vital para la salud


Antes de explicar sobre lo importante del agua ozonizada quiero hacer un resumen de lo importante que es el agua en si.

El agua ayuda a casi todas las funciones del cuerpo humano. Considerando que nuestros cuerpos son casi 2/3 agua, entender el rol importante del agua en el cuerpo puede ser una fuente de salud.



El agua es una sustancia compuesta por un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno. A temperatura ambiente es líquida, inodora, insípida e incolora (aunque adquiere una leve tonalidad azul en grandes volúmenes). Se considera fundamental para la existencia de la vida.



El agua es esencial para todos los tipos de vida. Sin agua no hay vida.

Las principales funciones biológicas del agua son:
- Excelente disolvente, de sustancias tóxicas y compuesto bipolares. Incluso moléculas biológicas no solubles (p.ej: lípidos) forman con el agua, dispersiones coloidales.
- Participa como reactivo químico, en las reacciones de hidratación, hidrólisis y oxidación-reducción. Permite la difusión, es decir el movimiento en su interior, de partículas sueltas, constituyendo el principal transporte de muchas sustancias nutritivas.
- Excelente termorregulador (calor específico), permitiendo la vida de organismos en una amplia variedad de ambientes térmicos.
- Mantiene la estructura celular.

Por que debemos beber agua?
El agua compone la mayoría de las células de nuestro cuerpo. Es la parte más grande de nuestros sistemas sanguíneo y linfático. Cumple una función vital transportando alimento y oxígeno a las células y desechando intrusos y desperdicios. Limpia nuestros riñones de substancias tóxicas. Balancea nuestros electrolitos, que nos ayudan a controlar la presión sanguínea. Humedece nuestros ojos, boca y pasajes nasales. Mantiene al cuerpo fresco cuando hace calor y aislado cuando hace frío. Actúa como un amortiguador para los órganos del cuerpo. Nos provee de los minerales que nuestro cuerpo necesita tales como manganeso, magnesio, cobalto y cobre.

Contaminación del agua
La contaminación del agua es el grado de impurificación, que puede originar efectos adversos a la salud de un número representativo de personas durante períodos previsibles de tiempo. Se considera que el agua está contaminada, cuando ya no puede utilizarse para el uso que se le iba a dar, en su estado natural, o cuando se ven alteradas sus propiedades químicas, físicas, biológicas y/o su composición.

En líneas generales, el agua está contaminada cuando pierde su potabilidad para consumo diario o para su utilización en actividades domésticas, industriales o agrícolas.

Entre los factores o agentes que causan la contaminación del agua están: los agentes patógenos, desechos que requieren oxígeno, sustancias químicas orgánicas e inorgánicas, nutrientes vegetales que ocasionan crecimiento excesivo de plantas acuáticas, sedimentos o material suspendido, sustancias radioactivas y el calor.


AGUA OZONIZADA

El ozono es el desinfectante natural más eficaz que se conoce, entre las ventajas de la ozonización se destaca:

- Reducción de la turbidez del agua ya que favorece la coagulación de la materia coloidal que no es retenida normalmente.
- Acción decolorante
- Eliminación de olores desagradables.
- Oxigenación del agua circulante
- Oxidación de la materia orgánica, proveniente de desechos y alimentos degradados, incluyendo toxinas, con lo cual se reduce la acumulación de las mismas.
- Destrucción de microorganismos patógenos: bacterias, hongos y virus. Eleva la calidad microbiológica, evitando enfermedades.

USOS DEL AGUA OZONIZADA:

Como bebida
Se obtiene una bebida que colabora con las funciones internas de nuestro cuerpo.
En casos de indigestión contrarresta todos los malestares, provocados por el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y comidas muy condimentadas.
Es importante una buena hidratación y oxigenación del organismo, para lo cual es ideal el uso de agua ozonizada.

Limpieza de frutas y verduras 
Para eliminar los gérmenes y los residuos químicos.

Limpieza de carnes y pescados
Permite mantener por más tiempo la frescura de las carnes blancas y rojas, así como los olores característicos del pescado.

Limpieza y cicatrización de heridas leves
Debido a su poder bactericida, la utilización de agua ozonizada en la limpieza de heridas leves resulta de gran ayuda en la prevención de infecciones.
Elimina las bacterias que dificultan el proceso de curación, y acelera su proceso natural gracias a su poder cicatrizante

Desodorizante
Para limpiar la superficie de objetos y combatir el olor.

Higiene y salud oral
El agua ozonizada resulta ser muy efectiva en la prevención de la caries ya que combate los gérmenes que la producen.
Por su poder cicatrizante y germicida puede usarse también para tratar pequeñas llagas en la boca y para tratar dolores de garganta leves de origen bacteriano Higiene intima
El uso de agua ozonizada concentrada brinda resultados muy satisfactorios en la higiene intima gracias a su poder germicida y desodorante.

Limpieza de biberones y artículos de bebé
Para lavar y esterilizar los biberones y el ajuar del bebé.

Limpieza facial y cosmética
Para obtener una limpieza a profundidad y de oxigenar los poros que han sido obstruidos durante el día.
El poder oxigenante y bactericida del agua ozonizada elimina el exceso de grasa en la piel y previene el acne.

Usos medicinales 
El agua ozonizada concentrada representa una gran ayuda en el tratamiento de gastritis, ya que reduce la acidez estomacal y tonifica las paredes estomacales por su efecto cicatrizante.
El agua ozonizada se utiliza en la prevención y tratamiento de los cálculos renales porque su acción sobre el fosfato de calcio y el oxalato de calcio resulta de gran beneficio para disolver los mismos.

PARA LOS MAS CURIOSOS:


OZONO / CLORO
Aunque el cloro es el agente más usado en la desinfección del agua potable, el uso del ozono
para este menester ha sido continuo en Francia durante los últimos cien años, y posteriormente
se ha extendido a Alemania, Holanda, Suiza y otros países de Europa, y más recientemente en
Canadá y EE.UU.
Especialmente estos últimos años se viene cuestionando la validez del cloro como desinfectante
de aguas potables, no por su reconocido poder bactericida, sino debido a la formación de
compuestos indeseables en las aguas cloradas:

1) Si las aguas a tratar contienen Nitrógeno orgánico o amoniaco libre, se forman cloraminas
que producen olores en el agua. Se está barajando la posibilidad de que sean agentes
cancerígenos.

2) Si las aguas contienen pequeñas cantidades de fenoles se forman, por adición de cloro los
denominados clorofenoles que producen en el agua olores y sabores medicamentosos tan
desagradables, que a concentración de 0,01 mg/l la hacen inaceptable para el consumo.

3) Pero sin duda, el mayor inconveniente que se le achaca al cloro es la formación, si el agua
es portadora de materia orgánica adecuada, de componentes clorados tales como los PCB'S
(bifenilos policlorados) que tienen un probado carácter cancerígeno, y cada vez son más
frecuentes.

4) Mención especial merecen los trihalometanos (THM) que últimamente están preocupando
a las Autoridades Sanitarias de la mayoría de los países. Son compuestos orgánicos
potencialmente cancerígenos y que aparecen en el agua potable tras ser sometida cloración.
En España, son muchas las ciudades con límites de THM tolerables pero preocupantes.


El ozono, al actuar sobre los productos que originan los THM, realiza la función
desinfectante sin este inconveniente y no existen THM como producto de la desinfección.
Frente a estos inconvenientes del cloro, el ozono no forma productos que pueden considerarse
como cancerígenos, ni produce sabores u olores al agua, además elimina las posibilidades
carcinógenas , los sabores y olores del agua.
Durante años se han realizado numerosos trabajos para establecer el poder relativo del cloro y el
ozono en la destrucción de bacterias y virus, llegando a la conclusión de que el ozono es, como
desinfectante, mucho más eficaz y rápido que el cloro.

- Kessel encontró que para desinfectar un agua que contiene virus de la poliomielitis con 1
mg/l de cloro se necesitaban 2 horas, y con sólo 0,05 mg/l de Ozono bastaban únicamente 2
minutos.

El ozono tiene un poder de desinfección de 300 a 3000 veces más rápido que el cloro.
En resumen, podemos concluir que el ozono, en el tratamiento de agua en general, tiene las
siguientes ventajas:

1. Elimina el color causado por el hierro o manganeso o la materia carbonosa, los sabores y
olores debido a la presencia de materia orgánica.

2. Reduce la turbiedad, el contenido en sólidos en suspensión y las demandas químicas (DQO)
y biológicas (DBO) de oxígeno.

3. El ozono es un poderoso desinfectante. No sólo mata las bacterias patógenas sino que,
además, inactiva los virus y otros microorganismos que no son sensibles a la desinfección
ordinaria con cloro.

4. Si no hay posterior recontaminación, el ozono residual es suficiente para efectuar una
desinfección común.

5. El ozono puede ser detectado por el hombre mucho antes de que llegue al nivel tóxico.

6. No produce en el agua aumento en el contenido de sales inorgánicas ni subproductos
nocivos.

En definitiva, podemos afirmar que el ozono realiza las siguientes funciones en el agua:
Degradación de sustancias orgánicas. Desinfección.
Inactividad de los virus. Mejora sustancial de sabores y olores.
Eliminación de colores extraños. Eliminación de sales de hierro y manganeso.
Floculación de materias en suspensión. Eliminación de sustancias tóxicas.

INCORPORACION DEL OZONO AL AGUA
Como vehículo portante empleamos aire con una concentración determinada de ozono que se
hace borbotear directamente o por medio de difusor para pequeños volúmenes de agua; o que
inyectamos por medio de un eyector tipo ventury.
En cada caso, la calidad del agua, su procedencia, el caudal de renovación, el volumen que
tratar, además de otros muchos datos que según los casos se pueden necesitar como presión en
el punto de aplicación, agitación, temperatura, etc., nos permitirá elegir un modelo apropiado de
nuestra gama de equipos para el tratamiento de agua.
La transferencia del ozono al agua se rige por la LEY DE HENRY, es decir, que las cantidades
disueltas van en función de la presión parcial en el punto de aplicación y la temperatura en la
interfase agua-gas.
La temperatura del agua, la agitación, los sistemas de aportación de ozono, el grado de materia
orgánica, pH, etc. nos harán variar sustancialmente los tiempos de contacto necesarios (por
ejemplo, la temperatura del agua, si es baja, favorece la acción germicida del ozono).
Nuestra filosofía de trabajo se basa en la NO-EXISTENCIA DE RESIDUALES, solamente se
trata de resolver un problema de infección bacteriana, y, en general, las aplicaciones están
estudiadas para superar las impurezas orgánicas y químicas del agua que también absorben una
cantidad de ozono.
En los modelos de instalación aconsejamos mantener los equipos en funcionamiento casiconstante y en circuito cerrado, controlando el nivel Redox si fuese necesario.
Los resultados son mucho más constantes con la ozonización que con la cloración.
PROPIEDADES DESINFECTANTES
Cuando se habla de agua, el ozono es reconocido como el desinfectante más rápido y potente.
El ozono destruye los virus y quistes, los hongos y las toxinas, y a elevadas concentraciones
destruye algas y protozoos. El ozono es el desinfectante más rápido y efectivo que existe
actuando, entre otras, sobre bacterias de tipo:
- Escherichia Coli.
- Streptococus Faecalis.
- Clostridium.
- Staphylococcus Aureus, etc.


La mayor parte de los ensayos realizados en desinfección de agua se hacen sobre la bacteria de
origen fecal E. Coli. En 1.955, WUHRMANN y MEYRATH emplearon un residual de ozono
muy pequeño (r = 0,6 mg. O3/m3agua).
En 2,5 minutos esta concentración de ozono disuelta en
agua resultó bactericida para el E. Coli.

LA MEJOR PRUEBA QUE EXISTE ES EL ANALISIS BACTERIOLOGICO ANTES
Y DESPUES DE LA OZONIZACION DEL AGUA, CON EL PROBLEMA REAL.El poder bactericida del ozono es conocido y está siendo utilizado para esta función desde
hace más de cien años.
Una vez consumido el ozono necesario en eliminar la materia orgánica, con muy pequeñas
aportaciones suplementarias se consiguen resultados muy satisfactorios en tiempos muy cortos.

ACCION VIRULICIDA:
Para encontrar virus o enterovirus en un agua, ésta deberá tener
fuertes infiltraciones de aguas residuales. Nuestros equipos y sistemas de ozonización son
regulables, y por supuesto se pueden instalan para realizar la fase completa de desinfección en
un tratamiento de aguas. Pudiéndose regular para hacer un tratamiento de choque para
posteriormente regularlo a un nivel mas bajo y obtener un nivel de mantenimiento, no siendo así
necesario un control continuo del nivel Redox.
La acción del ozono sobre los virus requiere un residual necesario para garantizar la eliminación
del 99,99% entre 3 y 5 veces más altos que los necesarios para las bacterias. Lo mismo
podríamos decir de los tiempos de contacto, y por tanto de las cantidades aportadas de ozono
para un mismo caudal de agua infectada. Lo que sí podemos afirmar rotundamente es que el
ozono, a igualdad de residuales, es mucho más activo que el cloro.

CONCLUSIONES
Parece lógico que a temperaturas bajas el ozono actúa mejor, ya que se disuelve mejor en el
agua y permanece más tiempo. Sin embargo, a temperaturas elevadas el ozono ataca mejor a las
bacterias porque tienen menos tendencia a esporular y romper la espora. Por ello se dan
resultados contradictorios. La desinfección por ozono se ve menos influenciada por las
variaciones de pH que la desinfección por cloro.

LA OZONIZACION ES EL MEJOR Y MÁS SEGURO METODO DE DESINFECCION
cualquiera que sea el tipo de tratamiento, por ello, en principio, podemos pensar en ozonizar
todas aquellas aguas que, siendo de consumo habitual, queremos tener la seguridad de su pureza
y calidad, principalmente en plantas pequeñas y realizar la etapa completa de desinfección con
ozono.
En todo caso, el principal objetivo de un tratamiento con ozono es la desinfección parcial o
total del agua. Esta desinfección sólo tiene objeto si antes se ha realizado una buena
depuración y clarificación del agua.


Cuatro mitos comunes sobre el agua ozonizada

El agua tratada a través de generadores de ozono es una gran incorporación al hogar moderno, sin embargo, es escasa la información al respecto, entremezclada con verdades a medias.

Más allá de analizar cuatro aspectos puntuales, lo destacable es que el tratamiento de agua con ozono es aconsejable para usted y su familia.

Mito 1: El agua de ozono posee propiedades curativas. Esto es absolutamente falso. Cuidadosos seguimientos de agua ozonizada durante períodos prolongados de tiempo arrojan que esta creencia carece de fundamento. Particularmente en lo que concierne a sus propiedades sanadoras con respecto al cáncer.

Si bien el ozono colabora en gran manera a nuestro sistema inmunológico, que a su vez nos ayuda a luchar contra las enfermedades, no “cura”. Sólo aumenta nuestro sistema inmunológico, el ozono no “cura” el cáncer.

Mito 2: El agua ozonizada es dañina si se almacena en recipientes plásticos. Falso, no hay relación alguna. Se puede utilizar este tipo de recipientes o cualquier otro, si bien es cierto que los metálicos y de vidrio son preferibles por conservar sus propiedades mayor tiempo.

Mito 3: el agua obtenida por ósmosis inversa es tan buena como el agua de ozono. Este es otro error. El agua de osmosis inversa posee grandes cualidades, pero se trata únicamente de un sistema de filtración, y no desinfecta. No eliminará la E. coli, salmonela y otros virus y bacterias.

Mito 4: el agua de ozono es algo nuevo. Falso. El agua ozonizada se ha utilizado comercialmente durante años. Lo que es nuevo es la tecnología segura y compacta al alcance de cualquier consumidor. Nunca antes tuvimos la capacidad de imitar a la madre naturaleza en una manera tan sencilla y accesible. El generador de ozono es una herramienta no contaminante, que consume poca electricidad y torna el agua más pura. El aporte de agua ozonizada a aguas sin tratar es una forma novedosa de desinfección.

Para mas informacion aqui
Fuente
Fuente




No hay comentarios:

Publicar un comentario